jueves, 20 de septiembre de 2012

¿Por que se le llama al libro cristiano Biblia?

Para comenzar, debemos primero comprender que es la Biblia, más allá de lo que normalmente conocemos todos y el porqué los cristianos la llaman de esa manera. Comencemos primero con el significado de la palabra "Biblia", el cual se le llama así porque viene traducida de la palabra biblos en griego, que significa libro, de ahí el que muchos de nosotros hemos escuchado que le digan la Sagrada Biblia o Libro Sagrado. La Biblia es una compilación de lo que en un principio eran documentos separados llamados "Libros", escritos primero en su idioma hebreo, arameo y una pequeña parte en griego durante un dilatado periodo de tiempo, y después fueron reunidos para formar la Biblia. También la Biblia se llama así porque su nombre proviene de bibliografía o conjuntos de libros, pero en realidad la palabra es una mezcla del latín y griego, por eso se hizo el plural al estilo latín, con la a al final. A este nombre se le dio porque la lengua que usaban los cultos o estudiosos de ese entonces, era el idioma griego y el idioma en uso por la gente común era el latín, ya que tenemos que recordar que todos estaban en esa época en el Imperio Romano. Por otra parte los Judíos Mesíanicos la llaman Torah que es lo mismo en español Torá. Los Judíos Ortodoxos la llaman Tanaj y mas adelante hablaremos sobre eso.

La palabra Biblia se conoce por primera vez, a través del latín, en la expresión griega τὰ βιβλία τὰ ἅγια (que se pronuncia ta biblía ta hágia y quiere decir ‘los libros sagrados’) acuñada por vez primera en el Primer Libro de los Macabeos 12:9 (uno de los libros Deuterocanónicos ó sea libros aceptados por la Iglesia Católica pero no por las Iglesias Protestantes, ni por los Judíos Ortodoxos ya que estos ultimos no reconocen a Jesús como el Mesías). Lo curioso es que la Iglesia Protestante no acepta el libro de los Macabeos, sin embargo si aceptan el termino "Biblia" que los católicos utilizaron para nombrar la Biblia. Se cree también que este nombre nació como diminutivo del nombre de la ciudad de Byblos (se escribe Βύβλος  y se pronuncia Biblos) y que era un importante mercado de papiros en la antigüedad. No obstante muchos estudiosos no creen probable que sea cierto, ya que esa ciudad era Fenicia (territorio que componen actualmente Síria y Líbano) y que se le conocía como Gubla por sus habitantes y ellos hablaban otra lengua diferente, no griego ó latín, en la Biblia se le conoce como Gebal. Actualmente, esa ciudad esta reconocida mundialmente como la ciudad más antigua del mundo en que ha sido habitada ininterrumpidamente. También existe la posibilidad de que fuera la ciudad Gubla, la que realmente recibiera su nombre griego de Byblos, a partir del término que se designaba a la planta utilizada allí para hacer los papiros.

Dicha expresión Byblos también fue empleada por los hebreos helenizados (aquellos que habitaban en ciudades de habla griega) mucho tiempo antes del nacimiento de Jesús de Nazaret para referirse al Tanaj o también conocido Antiguo Testamento. Muchos años después empezó a ser utilizada por los cristianos para referirse al conjunto de libros que forman el Antiguo Testamento así como los Evangelios y las cartas apostólicas, es decir, el Nuevo Testamento. Para ese entonces ya era común utilizar únicamente el primer sintagma, τὰ βιβλία (La Biblia), a manera de título. Ya como un título, se empezó a utilizar en latín Biblia Sacra (‘Los Libros Sagrados’), sin artículo dado que éste no existía en latín, sin embargo al ser Biblia un cultismo en latín, acabó pasando de considerarse de un neutro plural a un femenino singular («La Sagrada Biblia»), entendiendo ya Biblia como el nombre propio de todo el conjunto. Hay que recordar que a través del latín se ha derivado la gran mayoría de las lenguas modernas actualmente.

Historia:

La Biblia no es un libro de enseñanzas religiosa abstracta (de difícil comprensión). Si lo fuera comprender su historia no tendría casi ningún valor. Aun más, la Biblia no fue hecha en un único entorno cultural, tampoco es producto de revelaciones de un único hombre en comparación por ejemplo con el Corán. Para que tengamos una idea la Biblia se llevo a cabo durante un periodo de mas de 1,000 años. Aunque la mayor parte de los escritores fueron israelitas o judíos, sino es que todos, estos autores vivieron en una amplia variedad de circunstancias y tiempos distintos. El trasfondo cultural de las historias bíblicas incluyen el Egipto de los faraones, Mesopotamia ó Babilonia, la cultura cananea, Israel a lo largo de las edades del bronce y del hierro, la corte real de Persia, la expansiva civilización griega y el Imperio Romano.

Los idiomas de la Biblia son el hebreo, arameo y un poco de griego, pero también hay rastros de palabras con influencia de los idiomas egipcios, ugarítico,acadio, sumerio, persa y latín. Las porciones de la Biblia fueron redactadas en Israel, Egipto, Babilonia, Asia Menor (Turquía), Grecia y Roma. Los autores de ella no eran solamente sabios eruditos como es la costumbre, los autores incluía una amplia variedad de profesiones y todas las clases sociales como sabios, reyes, agricultores, exiliados, gobernadores, pescadores y predicadores ambulantes. Las narraciones que cuentan la historia del pueblo de Dios son por medio de historias simples pero bien cautivantes que se hallan en la Biblia en libros tan diversos como Génesis, Jueces, Rut, Ester y Hechos.

También la Biblia cuenta con textos legislativos (de leyes) en libros como Números y Deuteronomio. También cuenta con himnos y canciones devocionales en los Salmos, poemas de amor en Cantar de los Cantares y muchos proverbios a través del libro de Proverbios. Pero una de las cosas mas importantes que aprenderemos en la Biblia es que es rica en historia y eso es crucial para la interpretación de Ella. Imaginemos que leemos las palabras de un debate político o religioso sin que tengamos conocimiento de las circunstancias, costumbres o creencias de quienes están involucrados en la discusión, seguramente correríamos el riesgo de confundirnos o de malinterpretar totalmente los asuntos en discusión. Por eso es importante que conozcamos la historia y costumbres del pueblo hebreo.

Punto de Discusión:

La mayoría del pueblo judío llaman a la Biblia con el nombre de Tanaj, más no aceptan bajo ningún concepto y con mucha validéz el nombre del término Antiguo Testamento. Como los Judíos Ortodoxos son la mayoría en Israel, tampoco aceptan la validez del Nuevo Testamento, reconociéndose como texto sagrado únicamente al Tanaj. Ellos lo hacen porque todavía el velo no les ha sido quitado, pero hay otros judíos que si reconocen a Jesús de Nazareth como el Mesías, ellos son la minoría y que el velo les ha sido quitado y se llaman Judíos Mesiánicos (son los judíos que reconocen a Jesús como el Mesías). La razón por la que todos los judíos no aceptan el nombre de Antiguo Testamento es porque los Judíos Mesiánicos lo reconocen por el nombre de Antiguo Pacto y al Nuevo Testamento como el Nuevo Pacto. Esto es debido a que se le llama Antiguo Pacto por el pacto del Eterno con Adán y Eva, hasta que ellos pecaron y entregaron la autoridad que Dios les habia dado a Satanás, mas por ende la autoridad sobre todos los seres humanos. En el Nuevo Pacto surge porque Dios envía a su hijo amado por nosotros, ya que Él se ofreció a convertirse en el sacrificio expiatorio para redimir al hombre de sus pecados y la facilitación de la salvación para toda la humanidad, con eso comienza un Nuevo Pacto de salvación y a tener nuevamente autoridad en la tierra por el sacrificio de Jesucristo en la cruz.

Otro punto por el cual los judíos no reconocen el nombre de Biblia con la "Torá", es por el cómo ha sido traducido. Debido a que la palabra Torah viene derivada de la palabra Horáh que significa, "dirigir el tiro", de ahí el significado de Torah es "la guía para dar en el blanco" y de ahí se ha entendido para ellos como enseñanza, mandato e instrucción. Cuando comenzó el proceso de traducción de la Torá hebrea al griego, no había una traducción para la palabra "Torah" y los traductores lo tradujeron de mandato o instrucción  a "Ley" o sea la "Ley de Dios". Desde ahí comienzan los problemas ¿Cuál es el error? Pues traducir el término central como “Ley” con la connotación de norma, obligación, carga, castigo o yugo; cuando originalmente la palabra original hebrea Torah tiene entre sus significados centrales: como mandatoinstrucción o enseñanza. Por haberlo hecho así, los no creyentes piensan entonces que la “Ley” es algo que oprime, esclaviza y no deja actuar en libertad, afectando y creando confusión hasta en los creyentes con el Libre Albeldrío que Dios nos dio desde nuestros comienzos, y especialmente entendiendo esta libertad desde una concepción y construcción humana, casi siempre en contra de las Palabras del Eterno en las Escrituras.

Conclusión:

Es una total imprudencia, e incluso es completamente erróneo tomar una actitud arrogante y pensar que podemos comprender de una manera correcta a los escritores de la Biblia sin saber nada acerca de sus costumbres, tradición, historia o entorno en el que se desarrollaron. En realidad todos estos estudios cuidadosos de la Biblia acentúan nuestra confianza en su precisión histórica y en nuestra el tener conocimiento de todo esto. Tenemos que recordar que Jesús fue judío no puertorriqueño, nació en Belén no nació en Caimito, Barrio Obrero o en Montehiedra, por eso en realidad como pretendemos conocer a nuestro Padre si no conocemos sus costumbres hebreas ya que el fue hebreo, eso para nosotros sería imposible, por eso comenzáremos a ir a las costumbres del pueblo de Dios, los israelitas y nutrirnos de la raíz. Quiero dejar bien en claro,que no es que vayamos a convertirnos en judíos, porque eso es imposible siendo nosotros puertorriqueños, pero si tenemos que nutrirnos de la raíz y las costumbres hebreas para poder lograr una revelación mucho mayor en nuestro pueblo, y que podamos trascender en el propósito que tiene el Eterno, para cada uno de nosotros. Asi que sea este tiempo uno nuevo para nuestra casa y nos traiga luz en entendimiento y revelación como dice la palabra en:

Genesis 1:3-4 Reina Valera 1995 Dijo Dios: "Sea la luz". Y fue la luz. Vio Dios que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada